Cinco razones para actualizar a Windows 8.1 desde XP

windows-8-seguridad

Microsoft continúa la campaña de concienciación para actualizar equipos a versiones más modernas de Windows tras la finalización del soporte técnico de Windows XP.

2001. Un mundo muy diferente.

Windows XP fue presentado en el año 2001 lo que significa que una gran cantidad de características básicas que usamos hoy cuando no existían entonces. ¿Teletrabajo? ¿Cómputo en la nube? ¿Acceso desde cualquier lugar? ¿Computación multiformato? ¿Redes sociales? ¿Tabletas? ¿Smartphones? Nada de eso existía.

El fin de XP.

Después del 8 de abril de 2014 ya no hay más actualizaciones de seguridad, ni parches para errores no ligados a la seguridad, ni opciones de soporte -gratuitas ni de pago tampoco- ni actualizaciones de contenido técnico en la web. También puede optar por seguir utilizando software sin soporte pero debe ser consciente de los riesgos. El uso de software sin soporte supone no recibir ni actualizaciones de seguridad ni parches de resolución de incidencias. Con ello, sus sistemas se hacen vulnerables y pueden someter a su empresa y a sus clientes a riesgos. Cualquier nueva vulnerabilidad que se descubra en Windows XP ya no será resuelta.

Los riesgos para las PYMES.

Desde el lanzamiento de XP el número de personas que usa Internet han pasado de 360 millones a 2.4 mil millones, lo que también se traduce en una mayor cantidad de software malicioso rondando por la web. En general, las amenazas que enfrenta Windows XP tienen más probabilidad de infectar con éxito una computadora anticuada porque XP no contiene las mitigaciones que poseen los sistemas operativos más nuevos como Windows 8.

Una gran forma de actualización.

Los dispositivos Windows 8 cuentan con los más recientes avances en innovación de hardware. Una nueva generación de paquetes de chips habilitan dispositivos potentes y ligeros a la vez, incluyendo tabletas y laptops táctiles de 7 a 10 pulgadas con hermosas pantallas de alto desempeño y ahorradoras de energía. Si el usuario no se puede decidir entre una tableta o una laptop, los nuevos dispositivos con pantallas removibles o con diseños convertibles ofrecen lo mejor de ambos mundos.

EliteBookFolio1040G1

Por todo ello Microsoft explica cinco razones que aconsejan actualizar a Windows 8.1:

1. Oportunidad de utilizar un sistema operativo moderno. Si actualizamos nuestro sistema operativo a uno moderno (como Windows 8.1), tenemos la oportunidad de hacer las cosas que más nos gustan de manera más rápida y eficiente, por medio de una interfaz lista para la tecnología táctil.

2. Oportunidad de contar con hardware moderno. El hardware que corre Windows XP no soportará periféricos modernos, y tampoco está habilitado para utilizar tecnología táctil. Es el mejor momento para actualizar nuestra PC por una nueva o cambiar a una tableta o laptop con Windows 8.1.

3. No más archivos perdidos. En Windows XP era común hacer carpetas dentro de las carpetas para almacenar nuestros archivos. Era una misión casi imposible encontrarlos. Windows 8.1 permite almacenar todo en la nube, en OneDrive, todo está a la mano, seguro y fácil de encontrar.

4. Mayor seguridad para nuestra información. Al estar fuera de soporte Windows XP se hará más vulnerable a ataques cibernéticos, por lo que nuestra información estará cada vez más en riesgo. La tecnología ha avanzado y por lo tanto también las amenazas cibernéticas, un sistema operativo moderno como Windows 8.1 está preparado para enfrentarlas y proteger nuestra información.

5. Oportunidad de ser multitarea en varias pantallas. Si actualizamos a un sistema operativo moderno como Windows 8.1 podemos tener abiertas diferentes aplicaciones y trabajar con cada una de ellas de manera simultánea, en diferentes pantallas, para ser más productivos. Ya no más cambios entre ventanas abiertas”.