5G, la próxima revolución

5G

5G, la nueva generación de redes de comunicaciones de banda ancha móvil, continúa en desarrollo para una disponibilidad prevista a finales de esta década, dando solución a la explosión de la demanda de comunicaciones, servicios y aplicaciones móviles que se esperan.

En la era de la movilidad, la conectividad es una característica fundamental para usuarios y profesionales. Si para trabajos en escritorios la conectividad está resuelta con las redes cableadas Ethernet, las tecnologías inalámbricas de comunicaciones que están en el mercado y las que se están desarrollando, garantizan la capacidad, rendimiento y seguridad de una conexión permanente a Internet.

5G tiene como pieza central unas redes potentes y flexibles que conectarán todo a todo y todas las cosas a todo el mundo, haciendo posible una nueva generación de experiencias en todos los sectores, incluyendo la conducción autónoma, las ciudades inteligentes, el Internet de las Cosas, la era de las máquinas, wearables y por supuesto en la informática móvil.

Ventajas 5G

Sucesora del actual 4G, el principal avance de la quinta generación de esta tecnología móvil será un espectacular aumento de rendimiento con velocidades teóricas de transferencia de datos en bajada de 10 Gbps. Una gran mejora frente a los 75 Mbps del actual 4G-LTE y un rendimiento que pulverizaría el de las redes Wi-Fi e incluso superaría a muchas redes cableadas actuales.

También será notable la mejora de la latencia. 5G estará construido para manejar todos los tipos de tráfico con latencia extremadamente baja, ideal para alimentar tecnologías portátiles, coches inteligentes o dispositivos domésticos que llegarán bajo la Internet de las Cosas. Se espera que la latencia de extremo a extremo caiga por debajo de 1 milisegundo permitiendo nuevas tecnologías y aplicaciones que simplemente no son posibles con el 4G actual.

Las redes potentes y ágiles también pueden encaminar el tráfico de red de manera inteligente para dar prioridad a dispositivos críticos para seguridad, como los coches de conducción autónoma y dispositivos médicos vestibles. En zonas geográficas en donde la infraestructura conectada no es tan rápida o fiable como se necesita, la tecnología 5G también ofrece un mundo de posibilidades no disponibles en la actualidad.

Las grandes compañías del sector llevan tiempo creando redes de prueba y prototipos capaces de soportar redes 5G. Intel es uno de ellos y recientemente anunció el primer módem 5G global de la industria. Un chip que permitirá a las empresas de todo el mundo desarrollar e implementar soluciones 5G de manera precoz, acelerando el desarrollo de dispositivos con capacidad 5G, ofreciendo nuevas oportunidades de innovación e implementación temprana a los líderes de diversos sectores.

primer módem 5G global

Disponibilidad 5G

Después de las primeras pruebas reales en redes empresariales, la tecnología 5G seguirá evolucionando, desde sus fases de inicio y pruebas a unos planes importantes para su despliegue y un mayor soporte en el sector. La necesidad de una conectividad más rápida incrementará la presión para que el sector establezca unos estándares mundiales con el IEEE y el 3GPP, además de ocuparse de los retos más importantes relacionados con la interoperabilidad, la compatibilidad y su capacidad de uso en el futuro.

Muestra de la importancia y necesidad de esta norma, señalar que en 2020 se espera que existan 10.000 millones de terminales móviles y 100.000 millones de conexiones inalámbricas globales. Confirmación del potencial de negocio de esta tecnología destinada a ser el futuro de la conectividad móvil, la consultora Juniper espera que el negocio del 5G alcance los 65.000 millones de dólares en 2025.

%G llegará antes al mercado. Se espera un despliegue a modo de prueba en el campeonato mundial de fútbol de 2018 que se celebrará en Rusia, para una disponibilidad general comercial en 2020.