Microsoft mejora el proceso de actualización de Windows 10

actualización de Windows 10

Microsoft ha anunciado cambios en Windows Update que deben mejorar el proceso de actualización de Windows 10 a partir de su próxima versión, Fall Creators Update, cuyo despliegue general se realizará en septiembre.

Básicamente, lo que Microsoft quiere hacer es reducir el tiempo necesario para instalar las actualizaciones del sistema y que, por lo general, impide que los clientes puedan seguir utilizando su equipo informático.

Esto se conoce como etapa off-line y puede observarse fácilmente a través de un fondo azul en la pantalla y una barra de progreso. La mejora en el proceso de actualización de Windows 10 reducirá el impacto que tiene sobre el equipo, ajustando las acciones que se realizan en las dos etapas (Online y Offline) y que a partir de Fall Creators Update quedará como sigue:

Fase Online:

  • El PC comprueba las actualizaciones (manual o automático)
  • Descarga de las actualizaciones
  • Copia de seguridad del contenido de usuario (apps/configuraciones…)
  • Se establecen los nuevos ficheros del sistema (Proceso WIM)
  • El PC espera un reinicio para comenzar a instalar

Fase Offline:

  • El PC reinicia y comienza el proceso de instalación (manual o automática)
  • Se actualizan controladores y otros archivos del sistema
  • Se restaura el contenido del usuario
  • El PC reinicia y la actualización finaliza

Como vemos, algunas de las operaciones que tenían lugar en la fase offline se han desplazado a la fase online. Ello significa que estas operaciones se llevan a cabo en segundo plano mientras que el usuario aún puede trabajar en Windows, reduciendo así la cantidad de tiempo que una actualización de Windows 10 pasa en modo “sin conexión” lo que le permite volver a trabajar antes con el equipo.

Esta característica ya se está probando en las versiones de prueba del canal Insider y se desplegará de forma general en el mes de septiembre con la versión final de Fall Creators Update.