Cómo recuperar tarjetas microSD dañadas

tarjetas microSD

Las tarjetas microSD son dispositivos de almacenamiento externo y extraible que se extiende por decenas de millones en múltiples productos, de consumo y profesionales. Un formato de memoria flash desarrollada por SanDisk en julio de 2005 como la variante más pequeña en tamaño de la especificación general de tarjetas de memoria SD.

Su lanzamiento coincidió con las explosión de ventas de móviles inteligentes y aunque hoy algunos terminales ya no las soportan, su extensión es masiva y en algunos casos imprescindibles para aumentar la capacidad de almacenamiento interno del propio dispositivo u otros como cámaras fotográficas, tablets, ordenadores, GPS, consolas portátiles y un larguísimo etc.

Fallos en tarjetas microSD

Aunque algunos fabricantes garantizan este tipo de tarjetas “de por vida”, como cualquier producto electrónico y más los dedicados al almacenamiento, su vida útil no es infinita porque los sucesivos accesos, lecturas y escrituras, o el incorrecto expulsado de la misma (un fallo que cometemos todos a diario), puede provocar errores que pueden hacernos perder esas imágenes únicas de las últimas vacaciones.

Afortunadamente, la mayoría de los errores no son fatales, es decir, la tarjeta no está “muerta” físicamente, sino que no podemos acceder a ella, los archivos han desaparecido, no tiene formato o existe un problema en la estructura de los archivos resultando en una imagen de “chinos” muy habitual:

microSD_2

Precauciones a adoptar

Cuando detectemos cualquier tipo de problema de este tipo en una microSD, lo primero y principal es dejar de utilizarla de inmediato y por supuesto no formatearla. Es la misma precaución que debemos adoptar con cualquier dispositivo de almacenamiento. No seguir escribiendo sobre ellos es clave para su recuperación.

También necesitaremos un equipo externo como un PC con espacio de almacenamiento suficiente para copiar los archivos recuperados, colocar la microSD (con su adaptador correspondiente y una vez extraida del smartphone) e instalar el software de recuperación. Hay aplicaciones que trabajan directamente con la tarjeta insertada en el terminal y conectada al PC pero los resultados -por lo general- no suelen ser tan buenos.

Recuperando archivos

Hay una buena cantidad de herramientas a utilizar. En esta ocasión optamos por ZAR X, una aplicación sobresaliente para lo que nos ocupa. Es comercial para Windows pero cuenta con una demo de prueba que podemos utilizar. Otras buenas opciones para todas las plataformas pasan por RecuvaData Recovery SoftwareWondershare Data RecoveryApowersoft o TestDisk, de código abierto para Win, y Linux.

Su eficiencia y rapidez varía en cada caso pero su funcionamiento es similar con cualquier aplicación que utilices. Si empleas ZAR X como te proponemos, descargas la aplicación (soporta desde XP a Windows 10), la instalas en tu equipo y ejecutas.

microSD_3

Selecciona la tarjeta microSD:

microSD_4

Pulsas sobre “Image Recovery” y la aplicación escaneará la tarjeta, estructura de archivos, etc. Dependiendo del tamaño de la tarjeta puede tardar bastante tiempo. Relájate. Una vez termine devolverá los archivos recuperables:

microSD_6

Solo te resta iniciar la recuperación seleccionando una carpeta del PC en la que se copiarán los archivos, todos o una selección de los mismos. Si todo va bien, los errores no son por un fallo físico en la tarjeta y no has sobreescrito sobre ella, recuperarás casi todo. Una vez comprobado que hemos salvado los archivos ya podremos formatear la tarjeta, introducirla en el dispositivo, copiar los archivos que nos interese y volver a trabajar con ella de forma habitual.