Intel y Waymo colaboran en tecnologías de conducción autónoma

conducción autónoma

Intel y Waymo están colaborando en conducción autónoma, una tecnología que debe ayudar a reducir los accidentes por errores humanos en las carreteras de todo el mundo y con ello cortar una media asombrosa de 3.287 muertes diarias en las carreteras de todo el mundo.

La tecnología para conducción autónoma puede ayudar a prevenir estos errores, ya que ofrece a los vehículos de este tipo la capacidad para aprender de la experiencia colectiva de millones de automóviles – evitando los errores cometidos por otras personas y creando un entorno de conducción más seguro, gracias al uso de la inteligencia artificial (AI).

El CEO de Intel Corporation, Brian Krzanich, asegura que sus nietos no tendrán que conducir un automóvil, frente al 90% de estadounidenses que ahora mismo lo hacen a diario. Con un potencial tan grande para salvar vidas, “estamos hablando de una rápida transformación en la que Intel está encantada de estar al frente junto a otras empresas destacadas del sector de la conducción autónoma, como es el caso de Waymo”, indica Krzanich.

A medida que las tecnologías de conducción autónoma de Waymo se hagan más inteligentes y cuenten con una mayor capacidad, su hardware y software de alto rendimiento requerirán una potencia informática más poderosa y eficiente. Colaborando estrechamente con Waymo, Intel puede ofrecer a su flota de vehículos la potencia de procesamiento avanzada necesaria para los niveles de autonomía 4 y 5.

Con 4,8 millones de kilómetros de conducción en la vida real, los vehículos de Waymo equipados con tecnología de Intel ya han procesado más kilómetros en vehículos de conducción autónoma que cualquier otra flota de vehículos de este tipo en las carreteras de EE. UU. La colaboración de Intel con Waymo garantiza a Intel el mantenimiento de su liderazgo a la hora de hacer realidad la promesa de una conducción autónoma y un futuro más seguro y sin colisiones.

La colaboración es interesante, por el potencial de Intel como primer productor mundial de semiconductores y de la experiencia de Waymo y quien tiene detrás, Alphabet y su origen en el Google self-driving car project, uno de los más avanzados del mercado en conducción autónoma. Obviamente, la tecnología es un punto central del coche inteligente, aportando soluciones de comunicaciones, información, entretenimiento y control general de todo tipo de parámetros, así como específicos para autónonomos a base de cámaras, sensores y radares.